Seleccionar página

La cistitis es una enfermedad que se suele sufrir de forma recurrente y que merece que expliquemos para haceros entender por qué se producen estas cistitis recurrentes, qué medidas higiénico-sanitarias os recomendamos y qué productos podéis comprar para prevenir que dicha cistitis se repita.

La cistitis se produce por la colonización bacteriana del tracto urinario inferior, generalmente por Escherichia coli, siendo mucho más frecuente en mujeres. En dichos casos de cistitis debemos acudir siempre al médico para que, tras identificar la cepa patógena, prescriba el antibiótico más adecuado.

¿CUÁNDO SE CONSIDERA RECURRENTE UNA CISTITIS?


Cuando se producen al menos tres episodios de infección urinaria al año.

Según su patogenia, las cistitis recurrentes se clasifican en:

  • Reinfecciones: Son aquellas infecciones producidas por una cepa distinta al microorganismo que causa la infección inicial. Es decir, es una nueva infección no asociada a la anterior.
  • Recidivas: Se deben a la persistencia de la misma cepa de microorganismo original en el tracto urinario. Estas constituyen el 20% del total de las cistitis recurrentes y, generalmente, aparecen a las pocas semanas de la aparente curación de la infección.

Las causas de estas recurrencias se suelen relacionar con una predisposición genética, con enfermedades de base como la diabetes, con llevar sonda o catéter urinario o con que el paciente esté inmunodeprimido.

Además, estas recurrencias son mas frecuentes en mujeres de entre 20 y 40 años debido a las relaciones sexuales, en mujeres posmenopáusicas y en pacientes con incontinencia urinaria.

CÓMO PREVENIR LAS INFECCIONES URINARIAS.


Algunas medidas higiénico-sanitarias que podemos recomendar para prevenir estas infecciones son:

  • Beber abundante agua y orinar frecuentemente, especialmente antes y después del acto sexual.
  • Evitar bebidas irritantes como el alcohol y la cafeína.
  • Utilizar lubricantes durante el sexo para evitar la sequedad vaginal y, por lo tanto, la irritación.
  • Realizar una higiene adecuada de la zona íntima recordando que, por un lado, el pH es ácido en mujeres en edad fértil y ligeramente básico en mujeres con menopausia.
  • Recordar que la limpieza siempre debe realizarse de delante hacia atrás para evitar arrastrar bacterias patógenas de la zona anal al tracto urinario.

Los ejercicios de Kegel han sido diseñados específicamente para fortalecer el suelo pélvico ayudando a controlar las pérdidas de orina y manteniendo la zona libre de humedad.

En estos casos de cistitis recurrentes es importante la prevención para evitar recaídas y mejorar la calidad de vida de aquellas personas que lo sufran.

En primer lugar debemos recordar que la profilaxis antibiótica no está recomendada de forma general y que incrementa la tasa de resistencia.

Existen productos sanitarios a base de xiloglucanos, como Gelsectan 60 cápsulas que forman una capa protectora sobre la luz intestinal evitando que Escherichia coli se fije y se desarrolle a nivel intestinal disminuyendo su presencia y las posibilidades de infección.

Capsulas gelsectan

También podemos encontrar complementos alimenticios a base de arándano rojo, como Sandoz Bienestar Arándano Rojo 30 cápsulas o Cistitus Forte 20 cápsulas que ayudan a evitar que Escherichia coli se fije y colonice las paredes del tracto urinario.

Sandoz arandano rojoUriach Cistitus

El arándano rojo se asocia en el Cistitus Nox, para conseguir una mayor eficacia, a la D-manosa, además de asociarse a la vitamina C que acidifica la orina y evita la proliferación de bacterias.

capsulas cistitus nox

En Farmacia I+ San Pablo te ayudaremos a resolver cualquier duda con mucho gusto! Te esperamos!