Seleccionar página

Después de hablar sobre los mejores repelentes de insectos y sobre qué hacer cuando te pica un insecto, hoy le toca el turno a cómo tratar las picaduras de insectos.

Vamos a ver los tratamientos recomendados para aliviar el picor, la inflamación y el escozor producidos por las picaduras de insectos y arácnidos.

Cuando un insecto pica libera una sustancia, algunos insectos liberan saliva y otros veneno, que provoca la liberación de histamina lo que hace que en la zona de la picadura se produzca vasodilatación, enrojecimiento, picor, escozor e inflamación.

En la mayoría de los casos, las reacciones son leves y suelen curarse de manera espontánea.

CÓMO ALIVIAR EL PICOR DE LA PIEL.


Lo primero que hay que recordar antes de aplicar el tratamiento es que se deberá lavar la zona con agua y jabón sin frotar y aplicar hielo si es posible.

Barritas con amoniaco o sin amoniaco.

Se deben aplicar en los momentos iniciales para aliviar las molestias ya que el amoniaco tiene carácter básico y neutraliza el ácido de la toxina inyectada por el insecto.

Podemos utilizar AfterBite Original, que es el After Bite de siempre, con un cómodo lápiz aplicador y que puede usarlo tanto adultos como niños mayores de 2 años.

Original After bite

Además existe el AfterBite Xtreme, un formato en gel ideal para zonas extensas. También puede utilizarse a partir de los 2 años.

Afeter bite extreme

Y no se han olvidado de los más pequeños. Para ellos existe AfterBite Pediátrico, un formato en crema perfecto para niños menores de 2 años.

After bite para niños

Si buscas una opción sin amoniaco puedes decantarte por Relec Post Picaduras que contiene glicerina y mentol. Calma la piel y alivia el picor producido por picaduras de insectos y las irritaciones producidas por el contacto con plantas.

Puede ser utilizado a partir de los 3 años.

Post picaduras Relec

Cremas calmantes.

Existen cremas calmantes, refrescantes y reparadoras que no contienen amoniaco ni medicamentos en su composición, como por ejemplo las lociones de calamina, las cremas con caléndula, las cremas con bisabolol y el aceite esencial de espliego macho. Siendo adecuadas para niños menores de 2 años y embarazadas.

El Aceite Vegetal de Caléndula Pranarom es ideal para el cuidado del bebé y las pieles sensibles, calmando escozores y picores.

Pranarom aceite calendula

Cremas antihistamínicas.

Estas cremas, al controlar la producción de histamina, reducirán el picor y el enrojecimiento. Las cremas más utilizadas contienen difenhidramina, dimetindeno, prometazina y tripelenamina.

El dimetindeno es un antihistamínico que forma parte del Fenistil Gel y del Fenistil Roll On.

Se utiliza para aliviar el picor asociado a reacciones de la piel como picaduras de insecto, urticaria, pequeñas quemaduras solares y pequeñas quemaduras superficiales. Presenta un efecto calmante y refrescante, no contiene fragancias ni colorantes, y es apto para adultos y bebés a partir de un mes.

Gel FenistilFenistil Roll On

Hay que tener en cuenta que algunos antihistamínicos tópicos pueden ser fotosensibilizantes por lo que se aconseja evitar la exposición al sol mientras se están utilizando o aplicar una fotoprotección adecuada.

La prometazina es otro antihistamínico que forma parte de Fenergan Crema.

Está indicada para el tratamiento de las reacciones alérgicas de la piel. Además de para aliviar picaduras de insectos puede usarse para tratar dermatitis, quemaduras o picazón.

Crema Fenergan

Corticoides tópicos de baja potencia.

Están indicados para el alivio local temporal y sintomático del picor de la piel debido a pequeñas irritaciones producidas por picaduras de insectos, alergias por contacto con jabones, detergentes, metales, ortigas,… siendo el más utilizado la hidrocortisona.

Hidrocisdin Crema no necesita receta y te será muy útil para el alivio local, temporal y sintomático del picor de la piel debido a pequeñas irritaciones ocasionadas por picaduras de insecto, además de las causadas por alergias por contacto con jabones, detergentes, metales y ortigas.

Crema Hidrocisdin

En caso de excesivo picor o afectación de una amplia zona corporal, el médico podrá prescribir antihistamínicos por vía oral como, por ejemplo, la clorfeniramina, la hidroxicina o la cetirizina.

Al utilizar corticoides tópicos hay que tener en cuenta que no se debe vendar la zona tratada ya que esto favorecería su absorción y aumentaría la aparición de efectos secundarios no deseables.

ATENCIÓN A LAS REACCIONES ANAFILÁCTICAS.


Si tras una picadura aparecieran reacciones sistémicas tales como debilidad, mareo, tos, dificultad para tragar o respirar, hinchazón de la lengua, ojos o labios o enrojecimiento o sarpullido en una zona distinta a la picadura se deberá acudir al centro médico más cercano lo antes posible pues puede producirse una reacción anafiláctica.

Las personas alérgicas a las picaduras deberán llevar siempre consigo adrenalina autoinyectable prescrita por su médico.

Los autoinyectores de adrenalina son unos dispositivos de inyección donde viene la dosis que, en principio, se necesita para contrarrestar un shock anafiláctico.

Para usarlo es necesario sostenerlo con la mano dominante por la zona intermedia como si se tratara de un puñal, apoyar la parte estrecha en el muslo donde se tenga más masa muscular, incluso a través de la ropa, hacer presión hacia abajo, hasta oír un ruido y retirar para posteriormente dar un masaje en la zona durante 10 segundos.

Acércate a Farmacia I+ San Pablo y te recomendaremos el mejor producto post picaduras para tu caso.


Imagen: Vecteezy